photo banner00_zps6rtpxl1d.gif
ParticipaEnvíanos Noticias sobre Actualidad + Tendencias

Hallan en México el ‘tzompantli’, un altar pagano con cráneos humanos.

El principal “tzompantli” (una estructura prehispánica simbólica formada por cráneos) de Tenochtitlán fue hallado en el 24 de la calle de Guatemala, a unos metros del Zócalo capitalino en la ciudad de México, se informó este jueves.

La edificación está fechada según los investigadores como contemporánea al Templo Mayor, entre 1486 a 1502. Foto Jesús Villaseca
La edificación está fechada según los investigadores como contemporánea al Templo Mayor, entre 1486 a 1502. Foto Jesús Villaseca

El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma presume que éste, por su ubicación, “sí se trata del Huey Tzompantli, el gran tzompantli de Tenochtitlán. Estamos pendientes de localizar los otros”.

Las fuentes históricas del siglo XVI y la arqueología, mencionó el investigador, han permitido ver que por lo general eran “basamentos muy bajos alargados y que en su parte superior tenían clavados una serie de postes de madera con travesaños, en los cuales se colocaban los cráneos de los decapitados en determinadas ceremonias”.

Los trabajos en el predio de Guatemala número 24 han descubierto a dos metros de profundidad una plataforma de 45 centímetros de altura, formada por un muro de tezontle con un recubrimiento de estuco y orientada de norte a sur, que se cree puede medir más de 34 de largo por más de 12 metros de ancho, informó Raúl Barrera, supervisor del Programa de Arqueología Urbana.

Detalló que en esta primera temporada de investigación, que se realizó de febrero a junio de este año, se encontró en el centro de la plataforma un “elemento circular” formado por cráneos pegados con argamasa de cal, arena y tezontle, “en una forma que no se había encontrado anteriormente asociado al recinto sagrado de Tenochtitlán”.

La edificación está fechada, según los investigadores, como contemporánea al Templo Mayor, entre 1486 a 1502.

Por su parte, Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador Nacional de Arqueología, dijo que la compleja exploración continuará, pero que la finalidad es “lograr que estos espacios puedan ser expuestos y visitados por el público”.

Fuente:       www.jornada.unam.mx   

Cuéntanos, ¿Qué te parece?